El blanqueamiento, siempre supervisado por dentistas

Blanqueamiento dental profesional bilbao

En ocasiones, el fenómeno conocido como ‘blancorexia’ lleva a muchas personas a realizarse blanqueamientos dentales sin supervisión de un especialista, o incluso, a hacerlo de manera autónoma. El blanqueamiento, como procedimiento médico-estético, debe estar siempre supervisado por un odontólogo. Así se podrán descartar diversas patologías que pueden perjudicar la efectividad del tratamiento.

Y es que es imprescindible, antes de un blanqueamiento dental, realizar una revisión bucodental para descartar patologías como caries y problemas en las encías. Sólo un profesional está capacitado para trabajar con los distintos métodos blanqueadores que hay en el mercado, además de asegurarse de que se mantienen los protocolos de diagnóstico y tratamiento.

Maximizar la eficacia del tratamiento

No en vano, una mala praxis durante el tratamiento blanqueador puede tener resultados opuestos a los deseados. En ocasiones, estos problemas están causados por lo que se conoce como manchas intrínsecas, a menudo debidas a la ingesta de ciertos medicamentos, alimentos como el té o el café, o por hábitos como el tabaco.

Incluso existen ciertos productos de higiene bucal como colutorios o pastas dentífricas que también pueden arruinar la efectividad del blanqueamiento. Por todo esto, es muy importante dejar todo en manos de un verdadero especialista en la materia.

Compártelo en tus Redes