Carillas Porcelana: ventajas, colocación y tratamiento
Prof. Dr. JAIME A. GIL Premio “ILUSTRE DE BILBAO”
Premio “DENTISTA DEL AÑO”
PRESIDENTE
del International Federation of
Esthetic Dentistry
BILBAO SMILE CENTER
Clínica dental en Bilbao
slider
slider - copiar
slider - copiar - copiar
slider - copiar - copiar
previous arrow
next arrow

Carillas dentales de porcelana

Las carillas de porcelana son una opción de tratamiento ideal cuando se desea mejorar el color, modificar la forma o tamaño, cerrar espacios entre los dientes o corregir desgastes. El objetivo es conseguir un aspecto más natural, estético y funcional de los dientes, recuperando la belleza perdida. Es uno de los tipos de carillas dentales más populares y escogidos por pacientes que buscan un tratamiento con gran durabilidad.

¿Cómo es un tratamiento con carillas dentales de porcelana?

Las carillas que más estética ofrecen y también más resistencia son las confeccionadas con porcelana. Se trata de varias capas de porcelana añadidas en varias cocciones, y constan de una primera capa más opaca capaz de enmascarar el color oscuro del diente y darle un aspecto más luminoso.

Sobre esta capa de porcelana se van añadiendo cuerpos de porcelana de diferentes tonos y transparencias, de modo que el resultado final es muy natural, con muchos matices, imitando la anatomía real de un diente. De este modo, las carillas de porcelana se hacen imperceptibles.

Antes

Después

Las carillas de porcelana son inalterables y muy duraderas

Los dos materiales más comunes usados en la fabricación de las carillas dentales son la resina (composite) y la porcelana. Las carillas se adhieren a los dientes con cemento resinoso. La porcelana es un material débil, pero, cuando se pega firmemente al diente, puede volverse muy fuerte y duradero.

La diferencia entre una y otra es la durabilidad y el mantenimiento. Las de composite necesitan pulirse una vez al año, mientras que las de porcelana son inalterables. Pueden emplearse tanto en los dientes superiores como en los inferiores.

Colocación de carillas de porcelana paso a paso

1. Inicio de la sesión: análisis y diseño de tu nueva sonrisa

Después de tomar las impresiones de los dientes, escucharemos tus expectativas sobre los resultados, se decide el tono de las carillas y se envía todo al laboratorio. En caso de necesidad, se pueden colocar carillas temporales.

2. Colocación de las carillas de porcelana

En el momento que tus carillas de porcelana ya han sido fabricadas, el dentista necesita verificar cómo se ven encima de los dientes y si encajan adecuadamente. Si es necesario, se pueden acortar o redondear los bordes para que se vean “bien”.

3. Fase de cementado: poner a punto tus dientes naturales

En esta fase se preparan los dientes, el dentista necesita quitar una pequeña cantidad de esmalte de la parte frontal y de los lados de los dientes. Esto crea espacio para poder colocar las carillas de porcelana y para que tus dientes se vean naturales. Tras ello se pasa a la cementación con la ayuda de la lámpara fotopolimerizable.

Actualmente, las carillas de porcelana son cada vez más finas y ultradelgadas, lo que significa que a lo mejor no es tan necesario limar o alterar el diente natural. Muchas veces se pueden comparar con el grosor de una lentilla ocular.

6 ventajas de las carillas dentales de porcelana

Antes

Después

Preguntas frecuentes sobre carillas dentales de porcelana

¿Las carillas de porcelana dañan el diente natural?

Absolutamente no. Las carillas de porcelana están fabricadas para mejorar tu aspecto estético. Lo que sí hay que tener en cuenta es que tus dientes se tienen que pulir, raspar el esmalte o tallar mínimamente para poder colocarlas. De todas formas, es un “daño” estético que te ayudará a tener una sonrisa perfecta.

¿La colocación de carillas dentales de porcelana duele?

La colocación de las carillas es generalmente un procedimiento sin dolor, además se suele usar anestesia local cuando se tiene que tallar la superficie del diente. Una vez que se retira el esmalte, el paciente podría experimentar cierta sensibilidad, particularmente antes de colocar las carillas, pero esta molestia desaparecerá en pocos días o semanas.

La colocación no supone ningún dolor, como mucho algunas molestias hasta que el paciente se adapta a la sensación de las carillas en la boca.

Si notas dolor persistente o inflamación, es recomendable acudir al dentista para que examine lo que ocurre y disipar todas tus dudas.

¿Cuánto duran las carillas dentales de porcelana?

La correcta higiene bucodental, las revisiones periódicas y los alimentos son tres factores importantes. Hay que intentar cepillarse los dientes de manera regular, 3 veces al día y usar hilo dental para alargar la vida útil de tus carillas de porcelana, pero sin olvidarnos de visitar al dentista cada 6-12 meses para evitar el deterioro de las mismas.

Las carillas de porcelana son más resistentes y podrían tener una durabilidad media de entre 10 y 15 años. Dicha durabilidad también depende de la buena colocación por parte del dentista y de los cuidados del paciente.

Si una carilla de porcelana se rompe o se desprende, debes de guardar cuidadosamente la pieza y acercarte a la clínica lo antes posible para su reparación y/o recolocación.

¿Quieres que valoremos tu caso?

En Clínica Dental Albia estamos a tu disposición para cualquier duda acerca de las carillas de porcelana u otros tratamientos dentales, así como para solicitar más información sobre ello o pedir cita. Estaremos encantados de ayudarte en cualquier solución bucodental.

S. Vicente, 8
Edificio Albia,1,12°
48001 Bilbao
(Vizcaya)
Ensanche y Plaza Pío Baroja


Paradas Moyúa y Abando